Cómo evitar el acoso escolar

Cómo evitar el acoso escolar

¿Existe el bullying en las aulas de educación preescolar? ¿Cómo diferenciar el acoso escolar de un berrinche entre compañeros? ¿Qué se puede hacer para evitarlo? ¿A quién recurrir?

Desde hace tiempo los medios de comunicación han transmitido noticias acerca del acoso escolar y de sus terribles consecuencias. Aunque parece ser un tema que se presenta en niveles educativos superiores, los expertos e incluso la Secretaría de Educación Pública (SEP) advierten sobre la presencia de este comportamiento negativo en la educación inicial.

NEWS_PREESC_NEWS29_A

Figura 1. El acoso escolar es un problema que afecta también la educación preescolar.

Las acciones de intimidación o acoso en las aulas del nivel preescolar son un reflejo de lo que sucede en la sociedad actual, y se manifiestan de forma física (golpes), verbal (insultos) o relacional (exclusión social y rumores). Como docente, sabes que los niños pequeños todavía están aprendiendo las normas de convivencia y no tienen control de sus emociones, por ello hacen berrinches, manotean, e incluso agreden físicamente a sus compañeros cuando se sienten frustrados o enojados.[1]

NEWS_PREESC_NEWS29_B

Figura 2. El bullying puede manifestarse en forma de burlas.

Pero el acoso escolar tiene características particulares que lo hacen visible. Los indicios que te pueden ayudar a identificar esta conducta son los siguientes: es una actitud repetitiva y perdurable en el tiempo; en ocasiones el agresor sonreirá, mostrando la intención de lastimar a su compañero, e intentará ocultar su comportamiento de los profesores y los padres porque sabe o tiene una noción de lo incorrecto de sus actos.

Una de las maneras para percatarse de situaciones de acoso es identificar al niño que desempeña el rol de líder dentro de un grupo y que incita a otros a actuar como él. De esta manera es posible notar si propicia la exclusión o el rechazo de algún compañero.

Consecuente con esta problemática, durante el segundo semestre de 2014 la SEP lanzó un programa piloto para mejorar la convivencia escolar y prevenir la violencia en el ámbito educativo, enfocándose en tres aspectos fundamentales de la conducta de los niños: el hogar, la escuela y la relación con el resto de sus compañeros. El documento presentado por la dependencia federal consta de 15 acciones que se pueden utilizar como una guía con el propósito de evitar, prevenir y corregir comportamientos intimidatorios entre los pequeños. Entre ellas se destacan:

  • Fortalecer mecanismos de alerta temprana.
  • Fomentar redes para la prevención y atención.
  • Protocolos de actuación para directores, maestros, alumnos y padres de familia.
  • Organizar foros de consulta sobre el tema.
  • Reforzar la promoción y supervisión del ejercicio y protección de los derechos humanos.
  • Capacitar a maestros y directivos para comprender la cultura infantil y juvenil a través de la inclusión, la paz y la tolerancia.
  • Incorporar, en las “escuelas para padres de familia”, herramientas para atender la violencia en los entornos escolares y familiares.
  • Impulsar la participación de padres de familia en la vida cotidiana escolar para propiciar una comunicación continua y efectiva.
  • Desarrollar campañas sistemáticas y permanentes de comunicación social y elaborar estudios nacionales, estatales y regionales respecto del problema de la violencia escolar con el fin de identificar escuelas con mayor incidencia y proponer soluciones.[2]

 

Si el docente observa un caso de intimidación en el aula, debe intervenir inmediatamente para impedirlo e informar del incidente a las autoridades escolares correspondientes así como a los padres del pequeño, quienes tendrán la obligación de corregir tales actitudes y evitar que se reproduzcan. También puede establecer reglas de comportamiento en el salón de clases para reforzar los comportamientos sociales adecuados y sancionar las conductas negativas.

Durante el proceso de formación y desarrollo de competencias sociales, recuerde explicar a los niños (en términos que puedan comprender), las razones por las que unos comportamientos son aceptados y otros sancionados.

Comprometidos con el desarrollo personal y social de los niños, Fernández editores diseñó la serie Mi universo preescolar,[3] herramienta didáctica que propicia la integración y convivencia entre los pequeños mediante actividades lúdicas.

Para conocer más acerca de las Acciones para mejorar la convivencia escolar en el marco del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, puede consultar el documento a través de la siguiente liga electrónica:

http://basica.sep.gob.mx/conv2.pdf

________________________________________________________

[1] “Bullying preescolar: cómo identificarlo y cómo detenerlo”, Revista Carrusel, Santiago, 2014, disponible en: <http://www.revistacarrusel.cl/bullying-preescolar-como-identificarlo-y-como-detenerlo/>. (Fecha de consulta: 9 de octubre de 2014).

[2] Acciones para mejorar la convivencia escolar en el marco del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, México, SEP, 2014, disponible en: <http://basica.sep.gob.mx/conv2.pdf>. (Fecha de consulta: 9 de octubre de 2014).

[3] Guillén, Brenda, Mi universo preescolar, México, Fernández editores, 2014.

 

 

 

Leave Yours +

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados.

  • Los comentarios están cerrados

Social Adiactiva
© Copyright 2014 Social Adiactiva