Formación continua profesional del director

Formación continua profesional del director

Fortalecer las competencias profesionales en el desempeño de los directivos escolares permite mejorar su liderazgo académico y optimizar los procesos de gestión para que los alumnos adquieran aprendizajes significativos que reflejen la calidad educativa.

En el escenario educativo internacional existe la creciente tendencia a reconocer la actualización de las prácticas directivas como un factor determinante para lograr una escuela eficaz a través de la administración y gestión de los recursos humanos y materiales, cuyo objetivo es impulsar prácticas innovadoras que mejoren los aprendizajes de los alumnos.

NEWS_DIRECT_NEWS29_A1

Figura 1. La actualización profesional fortalece las competencias y habilidades del director escolar.

Es preciso advertir que el término profesionalización ha sido objeto de múltiples significados. El más apropiado para el contexto educativo lo define como “un proceso que tiene su génesis en la formación escolarizada del individuo, mas alcanza su plenitud en la educación avanzada. […] Posee como esencia la reorientación o especialización, según el caso, de los recursos laborales calificados, para que éstos logren alcanzar la eficiencia en la adquisición y/o desarrollo de las competencias básicas exigidas por el modelo del profesional”. [1]

NEWS_DIRECT_NEWS29_B1

Figura 2. Es importante conocer las tendencias educativas nacionales e internacionales.

La profesionalización del responsable del centro escolar exige que el director conozca las tendencias nacionales e internacionales de las demandas sociales, económicas, políticas y culturales expresadas en las directrices que conforman la política educativa local.

A través del informe Delors (1996), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha destacado que para lograr la eficacia en las escuelas se requiere prestar atención a las necesidades de formación de los directores, pues contar con un líder comprometido y dinámico en la institución favorece la motivación en el personal docente para trabajar de manera colaborativa y en equipo, permitiendo alcanzar las metas que la institución haya establecido.[2]

La necesidad de la formación continua de los directivos está determinada por las demandas sociales, culturales, políticas y económicas del contexto histórico en el que se sitúa la institución. La educación del siglo XXI exige del director escolar un rol más protagónico dentro del ámbito pedagógico, así como su profesionalización en los aspectos administrativos y de gestión propios de la institución, de tal manera que la formación continua debe actualizar sus competencias y conocimientos con los siguientes propósitos:

  • Conocer la estructura y el funcionamiento del sistema educativo e identificar sus principales retos.
  • Aprender a comunicarse con los agentes del entorno social y con los protagonistas de la estructura educativa (docentes, trabajadores administrativos y alumnos) para garantizar el desarrollo de las prácticas educativas en los centros escolares.
  • Identificar y gestionar la atención de las necesidades de formación continua y superación de los profesionales de la comunidad educativa, incluyendo la asesoría académica a los profesores.
  • Comprender y manejar diferentes formas de liderazgo para promover y motivar el trabajo en equipo.
  • Manejar y resolver los conflictos institucionales de tipo laboral, socio-afectivos y académicos a través de estrategias dialógicas, consensadas a partir de la normatividad, el respeto y la tolerancia.
  • Reconocer el valor de la diversidad de personas que integran a la organización, cada cual con sus metas, intereses y objetivos.
  • Construir, de manera colaborativa, proyectos de transformación e innovación en las prácticas escolares.
  • Manejar las tecnologías básicas de la información y la comunicación, así como su uso en procesos educativos y de gestión institucional.
  • Evaluar y orientar los procesos de enseñanza y aprendizaje escolar.[3]

La Secretaría de Educación Pública (SEP), a través del Sistema Nacional de Formación Continua y Superación Profesional de Maestros de Educación Básica en Servicio (SNFCSP), impulsa acciones, proyectos y programas académicos, con el propósito de fortalecer las competencias profesionales de directores, supervisores, docentes y asesores técnico-pedagógicos.

Para conocer más acerca de estos programas, puede visitar la página de la Dirección General de Formación Continua de Maestros en Servicio, además de consultar la Ley del Servicio Profesional Docente, en los siguientes enlaces electrónicos:

http://formacioncontinua.sep.gob.mx/

http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5313843&fecha=11/09/2013

___________________________________________________________________________

[1] Valiente Sandó, Pedro, “La profesionalidad del director escolar: sus competencias fundamentales”, Gestiopolis.com, México, 2010, disponible en: <http://www.gestiopolis.com/organizacion-talento/competencias-profesionalidad-director-escolar.htm>. (Fecha de consulta: 8 de octubre de 2014).

[2] Delors, Jacques, La educación encierra un tesoro. Informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la Educación para el siglo XXI, UNESCO, 1994, disponible en: <http://www.unesco.org/education/pdf/DELORS_S.PDF>. (Fecha de consulta: 8 de octubre de 2014).

[3] Sistema Nacional de Formación Continua y Superación Profesional de Maestros en Servicio, México, SEP, 2013, disponible en: <http://www.sep.gob.mx/es/sep1/S127_Programa_del_Sistema_Nacional_de_Formacion_Continua_y_Superacion_Profesional_de_Maestros_de_Educacion_Basica_en_Servicio#.VEZqQ4uG_1Y>. (Fecha de consulta: 8 de octubre de 2014).

Leave Yours +

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados.

  • Los comentarios están cerrados

Social Adiactiva
© Copyright 2014 Social Adiactiva