Trabajo en equipo: la colaboración

Trabajo en equipo: la colaboración

 

Las habilidades sociales se desarrollan con mayor facilidad en los niños cuando se trabajan mediante actividades lúdicas, porque de esta manera los pequeños se sienten motivados a participar en ellos para comprender mejor los beneficios de actuar en equipo.

En el ámbito educativo existen autores que utilizan los términos cooperación y colaboración de manera indistinta; sin embargo, Luz María Zañartu los distingue, y sostiene que el aprendizaje cooperativo requiere una división de tareas entre los componentes del grupo, mientras que el enfoque colaborativo requiere de una preparación más avanzada donde profesor y alumnos comparten autoridad y control en el aprendizaje.[1]

NEWS_PREESC_NEWS28_A

Figura 1. El trabajo colaborativo implica establecer metas en común y llegar a acuerdos.

El profesor debe ser el primero en convencerse de la importancia y valor de las actividades de colaboración entre los alumnos en el aula, porque será la figura que dinamizará las acciones observando que los propósitos planteados sean dirigidos a la integración y a los aprendizajes de competencias sociales. Esta labor requiere que el docente aplique aspectos como planeación, liderazgo, metodologías específicas, intervención diferenciada y el análisis de la experiencia al concluir los trabajos.

De acuerdo con la Secretaría de Educación del Distrito Federal, el trabajo en equipo implica establecer metas en común y llegar a acuerdos, lo cual implica un esfuerzo para alcanzar objetivos comunes, formas de trabajo y mecanismos para regular el comportamiento. Trabajar en equipo no es estar reunidos en un espacio en un mismo momento; es compartir ideales, formas de trabajo e intereses, es contar con un propósito donde cada participante aportará algo que enriquezca a los demás.[2]

El trabajo en equipo se fundamenta en la colaboración dado que el ser humano convive todos los días con personas diferentes y esta circunstancia lo conduce a desarrollar habilidades que le permiten realizar trabajos con otros individuos. Dicha necesidad se puede establecer desde los siguientes parámetros:

  • La acción grupal suele ser más segura y efectiva que la gestión individual o la simple adición de acciones individuales.
  • Mediante la colaboración es más fácil optimizar la ayuda pedagógica facilitada a los estudiantes.
  • Mediante el trabajo en equipo, la colaboración permite analizar con mayor y mejor criterio aquellos problemas en común.
  • Exige que los profesores lleguen a acuerdos en torno a planteamientos comunes, así como a establecer criterios y principios de actuación coherentes.[3]

Al trabajar en equipo, los niños deben aprender a comunicarse unos con otros para resolver conflictos de forma positiva. El enfoque colaborativo en las actividades didácticas es una manera de construir el aprendizaje dentro del aula, por lo que el profesor  debe generar un ambiente que favorezca la comunicación y las interacciones de los alumnos con el propósito de mejorar el logro académico.

NEWS_PREESC_NEWS28_C

Figura 2. Las actividades lúdicas favorecen el trabajo en equipo.

 

Para enseñar a trabajar en equipo a los alumnos con la finalidad de que desarrollen habilidades sociales, el docente tiene que indicar a cada miembro del grupo cómo y en qué puede ayudar a su compañero; seleccionar el tema y las actividades que realizarán; fomentar la comunicación, y aclarar que no se puede tener éxito a menos que todos los integrantes aprendan.

La implementación de actividades en equipo que motiven la colaboración en el aula preescolar es un proceso complejo, por lo que los docentes deben conocer a detalle los aspectos más importantes y de interés de sus alumnos, ya que no todos los temas son propicios para trabajarlos en grupo.

Las distintas obras del extenso catálogo de Fernández editores contienen actividades que promueven el trabajo en equipo y la colaboración, como es el caso de la serie Mi universo preescolar,[4] la cual propicia el desarrollo integral de los alumnos en edad preescolar.

___________________________________________________________________________________________________________________________

[1] Zañartu, Luz María, “Aprendizaje colaborativo: una nueva forma de diálogo interpersonal y en la red”, Santiago, Educarchile, 2012, disponible en: <http://ww2.educarchile.cl/UserFiles/P0001/File/Bueno-Aprendizaje%20colaborativ1.pdf>. (Fecha de consulta: 3 de octubre de 2014).

[2] Barrios Jara, Nelson E. et. al. “El aula un escenario para trabajar en equipo”, Bogotá, Universidad Javeriana, 2004, disponible en: <http://www.javeriana.edu.co/biblos/tesis/educacion/tesis01.pdf> (Fecha de consulta: 3 de octubre de 2014).

[3] Idem.

[4] Brenda Guillén, Mi universo preescolar, México, Fernández editores, 2014.

 

Leave Yours +

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados.

  • Los comentarios están cerrados

Social Adiactiva
© Copyright 2014 Social Adiactiva