Problemas auditivos

Problemas auditivos

 

El oído es uno de los órganos con mayor exposición a enfermedades como resfriados, alergias, otitis, entre otras, donde la audición puede verse dañada o lesionada de manera irreversible. Cuando un niño en edad preescolar presenta disminución auditiva, lo más seguro es que no escuche con nitidez todo lo que le rodea, afectando su desempeño escolar.

NEWS_PREESC_NEWS27_C

Figura 1. Las deficiencias auditivas son denominadas hipoacusias.

 Las deficiencias auditivas (también denominadas hipoacusias) aparecen cuando hay un problema que limita el desarrollo de este sentido, y en algunos casos se agravan hasta la pérdida total de la audición. Existen distintos tipos de estas afecciones, como la con ducción, sensorial, mixta (de conducción y sensorial simultáneamente) y neural, las cuales consisten en:

  • Hipoacusia de conducción: Sobreviene cuando  se presenta un problema en una parte del oído externo o medio. Este tipo de deficiencia suele ser leve y temporal, ya que  en la mayoría de los casos puede tratarse médicamente.
  • Hipoacusia sensorial. Ocurre cuando la cóclea (una estructura en forma de espiral situada en el oído interno, también conocida como caracol) no funcionan correctamente porque las pequeñas células pilosas que recubren su interior están dañadas o destruidas. Dependiendo del grado de deficiencia, un niño puede oír la mayoría de los sonidos, aunque los percibe más apagados, y sólo en ciertos casos, se pierde la audición de algunos de ellos.
  • Hipoacusia neural. Sucede cuando existe un problema en la conexión que une la cóclea con el cerebro. Neural significa relativo a los nervios, de modo que en este tipo de hipoacusias, el nervio que transporta la información sonora desde la cóclea hasta el cerebro está dañado.[1]

 

Las pérdidas auditivas leves están asociadas al retraso del lenguaje y a otras dificultades en las habilidades comunicacionales, cognoscitivas, conductuales, y socioemocionales. Gracias a su experiencia en el aula, los docentes pueden identificar a los pequeños  con alguna de estas deficiencias; no obstante, siempre es mejor comunicarlo a los padres del niño para canalizarlo con un experto en foniatría, otoneurología o audiología.

Los siguientes son algunos indicios que pueden señalar un déficit en la audición de un niño:

  • Está demasiado tranquilo.
  • Parece ausente aunque haya movimiento a su alrededor.
  • No gira la cabeza en la dirección de donde provienen los ruidos (la voz de sus compañeros, el ruido durante el recreo, etc.).
  • No se altera ante un ruido fuerte (portazo, caída de objetos, etc.).
  • No imita sonidos.
  • No responde a su nombre.[2]

 

También se pueden identificar problemas auditivos ante estas conductas en el salón de clases:

  • Lenguaje inmaduro y con problemas en la pronunciación de algunos fonemas.
  • Dificultad para comprender las consignas del docente.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Bajo rendimiento.[3]

 

El diagnóstico de un profesional ayuda a clasificar y tratar cualquier tipo de trastorno auditivo. Algunas de las instituciones de salud pública que atienden estos problemas son:

  • Foniatría y Audiología Diagnóstico y Terapia. Av. Insurgentes Sur 3700, colonia Camiseta, D.F; C.P. 04530.
  • Instituto Nacional de Perinatología. Montes Urales 800, colonia Lomas de Virreyes, D.F; C.P. 11200.
  • Asociación Mexicana de Comunicación, Audiológica, Otoneurológica y Foniatría, A.C. Antigua Taxqueña 47-504, Parque San Andrés Coyoacán, D.F; C.P. 04040.

NEWS_PREESC_NEWS27_A

Figura 2. Es recomendable acudir con un profesional para tratar cualquier trastorno auditivo.

 ________________________________________________________________________________________________________
[1] Fundación Eco de Padres a Padres, “Pérdida auditiva o hipoacusia”, Ecodepadres.org, Bogotá, 2008, disponible en: <http://ecodepadres.org/hipoacusia%20y%20causas.html>. (Fecha de consulta: 9 de septiembre de 2014).

[2] Sofía Zaric Kruljac, “El alumno con deficiencias auditivas en el aula regular”, Psicopedagogia.com, Madrid, 2006, disponible en: <http://www.psicopedagogia.com/deficiencias-auditivas>. (Fecha de consulta: 9 de septiembre de 2014).

[3] Josefina Lobera Gracida comp. Discapacidad auditiva. Guía didáctica para la inclusión en educación inicial y básica, México, CONAFE, 2000, disponible en: <http://www.conafe.gob.mx/educacionincial/pdf/materiales-de-apoyo/discapacidad-auditiva.pdf>. (Fecha de consulta: 9 de septiembre de 2014).

 

Leave Yours +

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados.

  • Los comentarios están cerrados

Social Adiactiva
© Copyright 2014 Social Adiactiva