La valoración de otras culturas

La valoración de otras culturas

Z783_valoracion_01

Fig 1. Participamos y convivimos en una sociedad multicultural.

La diversidad cultural nos conduce a un enriquecimiento individual y colectivo; nos invita a acercarnos a otras lenguas, costumbres, creencias y prácticas religiosas. La realidad nos muestra que si admitimos la presencia de distintos grupos étnicos, estamos en camino a participar en una tarea cultural enriquecedora.

El sistema educativo debe propiciar que cada estudiante desarrolle competencias que le permitan desenvolverse en una economía donde el conocimiento es la principal fuente para la creación de valor, en una sociedad que demanda nuevas habilidades para relacionarse en un marco de pluralidad y democracia.

La escuela debe favorecer la conciencia de vivir en un entorno internacional insoslayable, intenso en sus desafíos y generoso en sus oportunidades, además de fomentar en los alumnos el amor a la patria y el compromiso de contribuir a la consolidación de México como una nación multicultural, plurilingüe, democrática, solidaria y próspera.[1]

La formación multicultural es la enseñanza de todos los aspectos relacionados con la convivencia en una sociedad en la que el intercambio y la comunicación son fundamentales. Dichos valores y actitudes deben ser objeto de aprendizaje para toda la población escolar.Z783_valoracion_02

 

Fig 2. México es una nación multicultural.

 

La educación multicultural pretende proporcionar a los jóvenes las habilidades necesarias para  ser competentes. Con base en ella, se busca que el profesorado aborde el significado, la especificidad y los posicionamientos asociados al conocimiento en términos de raza, clase y género.

El análisis de las diferentes maneras de comprender la cultura tiene una incidencia directa en la concepción de la educación multicultural. Con frecuencia, la cultura es vista como un conjunto de características inmutables atribuibles a diversos grupos de personas. Esta percepción suele producir estereotipos; por ello, se debe partir de un concepto de cultura que tome en cuenta la diversidad y la multiplicidad como base para el diseño de la educación multicultural.

Z783_valoracion_03

Fig 3. Hombre quechua de Cusco.

 

Las diferencias al interior de los grupos no inhiben el reconocimiento de esquemas inteligibles para todos sus integrantes; es decir, predomina la identidad común frente a la individual.

Sería deseable una sociedad multicultural asumida en su totalidad, pero los hechos demuestran que este modelo dista bastante de la realidad. De ahí la necesidad de establecer cauces para la comunicación entre grupos, así como de preparar a los estudiantes para comprender y adaptarse a una sociedad plural.

Los obstáculos para una educación multicultural efectiva surgen ante la persistencia de la desigualdad en la enseñanza. Si bien las políticas sobre el tema se generan desde instancias superiores, hay distintos grados de compromiso y propósitos al aplicarlas.

La educación multicultural lleva a las personas a resaltar las cualidades positivas de la herencia cultural de los grupos minoritarios, ya que esta se concibe como la vía más adecuada para la resolución de las desigualdades en la enseñanza. En consecuencia, se han promovido modelos de desarrollo cultural en correspondencia con la educación, considerando los siguientes aspectos:

a)    Comprensión cultural. La idea fundamental es que tanto alumnos como docentes sean sensibles a las particularidades étnicas en cualquier situación educativa.

b)    Competencia cultural. Implica el énfasis en la educación bilingüe y bicultural para promover la riqueza de diversos grupos.

c)    Emancipación cultural. La inclusión de las culturas minoritarias puede influir de manera positiva en el rendimiento académico de sus miembros y mejorar sus oportunidades fuera de ellas.

Z783_valoracion_04

Fig 4. Los pueblos minoritarios conservan la herencia cultural de sus comunidades.

Los modelos de comprensión cultural se relacionan con los estudios y programas para la mejora de la comunicación entre los diferentes grupos étnicos. Estas iniciativas están orientadas al enriquecimiento cultural de todos los estudiantes, superando los prejuicios, haciendo hincapié en la promoción de la armonía y la tolerancia; sin embargo, aún no han tenido efectos significativos.

El concepto de competencia cultural supone el fomento de programas de estudios bilingües y étnicos enfocados a la construcción de puentes entre los diferentes grupos. La contradicción es que se produce la afirmación de los grupos minoritarios, tendiendo puentes entre estos y la corriente dominante de la sociedad, pero al final de cuentas es esta la que propone cómo llevar a cabo su incorporación al sistema educativo.

La idea de emancipación cultural puede promover la mejora social de las personas pertenecientes a los grupos minoritarios. Un programa multicultural auténtico debería incluir conocimientos sobre la historia y los logros de las minorías étnicas con el objeto de aumentar las posibilidades de éxito académico y laboral de sus miembros y de la población en general. La crítica a este modelo es que suele pasar por alto las complejas relaciones sociales y políticas basadas en la escolaridad, así como las sutiles formas de discriminación recurrentes en el mercado laboral.

El carácter multifacético de la raza y su influencia en la educación y en la sociedad requiere una respuesta multidireccional, mediante la cual se reconozca que los individuos de las minorías no solo son oprimidos por su origen étnico, sino también por pertenecer a una clase social y a un género determinado.[2]

 

 

 


[1] Acuerdo número 592 por el que se establece la Articulación de la Educación Básica.

[2]Juan José Bueno Aguilar, “Controversias en torno a la educación multicultural”, Universidad de Cádiz, España, 1998. <http://www2.uca.es/HEURESIS/heuresis98/v1n2-3.htm#ancla1>.                                                                           Fecha de consulta: 2 de abril de 2014.

Leave Yours +

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados.

  • Los comentarios están cerrados

Social Adiactiva
© Copyright 2014 Social Adiactiva