Prevención de situaciones de emergencia

 

img3

 

img4

Una idea errónea en torno a las situaciones de emergencia es que éstas aparecen sin previo aviso y sus efectos son inevitables. Sin embargo, organismos
especializados coinciden al señalar que dichas situaciones se pueden evitar con una buena política de prevención, y en caso de
presentarse, sus efectos pueden aminorarse, disminuyendo la probabilidad de una fatalidad.

Las siguientes son algunas situaciones para las cuales debe establecerse un protocolo de acción:

  1. Abuso sexual infanti
  2. Accidentes personales
  3. Amenazas de la fauna
  4. Ausencias, extravíos y desapariciones
  5. Condiciones climatológicas severas
  6. Conductas vandálicas
  7. Crimen organizado y delincuencia
  8. Cuadros médicos iniciales y primeros auxilios básicos
  9. Disturbios sociales
  10. Epidemias
  11. Operativos oficiales
  12. Siniestros de la infraestructura escolar
  13. Situaciones en eventos deportivos y festividades escolares
  14. Situaciones en paseos, visitas y excursioneso) Tránsito vehicular en inmediaciones de la escuela
  15. Violencia en la escuela
  16. Situaciones de riesgo para docentes

 

Una política de prevención y contención debe:

  1. Definir la emergencia como una situación que pone en peligro la vida, la integridad, la seguridad, la estabilidad y el entorno de las personas.
  2. Considerar que su aparición es súbita, con duración indeterminada y exige la máxima atención para ser controlada.
  3. Realizar una evaluación de riesgos: estructura física, alarmas antisísmicas, entorno social y físico, componentes químicos y factores de riesgo por procedimientos habituales, entre otros.
  4. Conformar una brigada de protección civil, la cual tendrá como función anticipar riesgos, disminuir su potencial de realización y prever acciones de respuesta inmediata y control. Esta brigada deberá:
    • Conservar la calma y procurar que los demás lo hagan, de tal forma que se tenga control de la situación.
    • Identificar el problema, las prioridades y la resolución.
    • Mantener el criterio de integridad de la persona como valor esencial.
  5. Enfatizar y trabajar el manejo de emociones para conservar la calma.
  6. Realizar los ensayos necesarios para medir respuestas, tiempos, estado físico de los elementos de apoyo, directorios telefónicos y aspectos por mejorar.
  7. Definir y establecer una cultura de prevención, misma que tome en cuenta el comportamiento de los alumnos y el manejo de emociones.
  8. Contactar a las autoridades correspondientes para que realicen una evaluación de riesgo.
  9. Conformar y mantener en buenas condiciones un kit de primeros auxilios.
  10. Capacitar al personal en torno a cómo brindar primeros auxilios, considerando que en ocasiones una mala resolución puede ser agravar la situación de emergencia.

Conformar una cultura de seguridad que prevenga y responda al deber de una escuela con
sus estudiantes y personal, la convierte en una institución de confianza.

 

Tomado y adaptado de:
Fabri Montero, Lana. Guía escolar de intervención para situaciones de emergencia, crisis y vulnerabilidad.
México. Fernández editores. 2011.
Aprendamos a prevenir desastres, unicef.
http://www.unicef.org/paraguay/spanish/aprendamos.pdf

Leave Yours +

Un comentario

  1. Pingback: Directivos - Escuela Adiactiva

  • Los comentarios están cerrados

Social Adiactiva
© Copyright 2013 Social Adiactiva