Sugerencias didácticas para el preescolar

Sugerencias Didactivas

La organización del trabajo docente requiere una planeación flexible capaz de generar experiencias significativas, así como facilitar la adquisición de saberes y su movilización. El empleo de situaciones de aprendizaje adecuadas, innovadoras y creativas, propiciará en el alumno el desarrollo de hábitos de trabajo y su disposición por aprender. Dichas situaciones requieren de un fuerte apoyo del docente para que, a partir de las consideraciones sobre sus estudiantes, elija situaciones de aprendizaje debidamente estructuradas para alcanzar los propósitos plasmados en la RIEB. Por ello, es indispensable que su intervención didáctica tenga como principales referentes los aprendizajes esperados y las competencias, así como los intereses de los niños, a través de actividades que despierten su curiosidad; al mismo tiempo, es necesario que utilice distintas modalidades de trabajo como talleres, situaciones didácticas, proyectos, etc., que respeten los estilos, ritmos y características particulares de los alumnos, así como el contexto en el que se desenvuelven para hacer más efectiva la enseñanza.

A continuación se presentan tres propuestas de situaciones didácticas para los campos formativos:

Exploración y conocimiento del mundo, Desarrollo personal y social y Pensamiento matemático.

Situación didáctica: El submarino
Campo formativo Exploración y conocimiento del mundo
Aspecto Mundo natural
Competencias Aprendizaje Esperado
Busca soluciones y respuestas a problemas y preguntas sobre el mundo natural. Expresa con sus ideas cómo y por qué cree que ocurren algunos fenómenos naturales, por qué se caen las hojas de los árboles, qué sucede cuando llueve, y las contrasta con las de sus compañeros y/o con información de otras fuentes.

¿En alguna ocasión sus alumnos le han preguntado por qué un submarino puede sumergirse en el agua y también flotar, pero no se hunde? Si no se lo han cuestionado, seguramente este tema les interesará y más aún mediante un experimento que propicie en ellos posibles explicaciones del fenómeno. Con el que se describe a continuación podrán comprenderlo mejor y de esta forma se interesarán en el desarrollo de sus habilidades científicas básicas.

Proposito

Identificar los elementos que confluyen para evitar que el submarino se hunda y comprender el mecanismo.

Sugerencias Didacticas 2

Conceptual Procedimental Actitudinal
Qué es un submarino
Por qué no se hunde
  • Comentar con los niños qué es un submarino y para qué se utiliza.
  • Realizar un pequeño experimento para averiguar por qué el submarino no se hunde.
  • Conversar sobre los cuidados que se deben tener en un viaje por el mar para no causar daños a la naturaleza.
  • Comprender la importancia y utilidad de un submarino.
no dañar los recursos naturales.

Inicio.

Pregunte a sus alumnos si han visto en alguna película un submarino, si se han cuestionado cómo puede sumergirse y después salir a la superficie, y por qué creen que no se hunde. Después de ello, explíqueles que realizarán un experimento muy divertido que se requiere de toda su atención para seguir el procedimiento.

Desarrollo.

Puede organizar al grupo en equipos para efectuar el experimento, o bien hacerlo usted y que ellos observen para después permitir que participen metiendo el aire al submarino-botella y que éste pueda salir a la superficie.

Procedimiento
1. Hacer dos agujeritos en un lado de la botella (de uno o dos milímetros) con ayuda del clavo. A través de estos orificios entrará y saldrá el agua al submarino-botella. sugerenciasDidacticas3
2. Pegar las monedas con cinta adhesiva, en el mismo lado de la botella. El peso de éstas servirá para que la botella se sumerja. sugerenciasDidacticas4
3. Colocar el popote en la boca de la botella y cerrarla formando un tapón con plastilina, procurando ajustar bien el popote para que no entre agua.También se puede hacer un orificio en la tapa de la botella, del tamaño del diámetro del popote, introducirlo por ahí y asegurarlo bien con plastilina, ajustándolo correctamente. sugerenciasDidacticas5
4. Colocar el submarino en la tina con agua, permitiendo que se llene y se sumerja. sugerenciasDidacticas6
5. Una vez que está bajo el agua, hay que soplar en el popote para introducir aire a la botella. sugerenciaDidactica7

Cierre

Pregunte a sus alumnos ¿qué creen que sucedió?, ¿por qué el submarino salió a la superficie del agua?, ¿cómo pasó?

Una vez que lo hayan expresado con sus propias palabras, explíqueles que el aire que introdujeron en la botella al soplar por el popote hizo que el agua que había en ella saliera por los agujeritos; al llenarse la botella de aire, el submarino-botella pudo flotar. Los submarinos cuentan con tanques que se llenan de agua para sumergirse pero cuando es necesario salir a la superficie, se les inyecta aire con mucha fuerza (como se hizo en este experimento), lo cual hace que el agua salga de los tanques y el submarino suba a la superficie.

Tomato y adaptado de:

Gómez Estrada, Rocío. Aleida González Fernández et al. El Laboratorio del tío Sócrates. México. Conacyt.

Situación didáctica: Con respeto y tolerancia
Campo formativo Desarrollo Personal y Social
Aspecto Identidad personal
Reconoce sus cualidades y capacidades y desarrolla su sensibilidad hacia las cualidades y necesidades de otros. Habla sobre cómo se siente en situaciones en las cuales es escuchado o no, aceptado o no; considera la opinión de otros y se esfuerza por convivir en armonía.
Apoya a quien percibe que lo necesita.

Proposito

Que los alumnos reconozcan que las personas con discapacidad tienen necesidades especiales y merecen respeto.

sugerenciasDidacticas8

 

Inicio

Coménteles a sus alumnos que la importancia del respeto a la diversidad en la sociedad es una de las condiciones imprescindibles para la vida democrática, ya que ello determina que las personas son capaces de pensar y sentir más allá del ámbito personal y pueden reconocer que todos son seres humanos que requieren vivir y desarrollarse en situación de dignidad y libertad.

Explíqueles que realizarán un juego donde tendrán que meter una pelota en una caja, en algunos casos omitiendo alguno de sus sentidos, para que comprendan que las personas que presentan alguna discapacidad física necesitan de la ayuda de otras para realizar determinadas tareas. Organice equipos con un número par de integrantes (seis u ocho). Cada equipo será dividido en dos filas que se colocarán una frente a otra con una distancia de 6 o 7 metros. Mencióneles que el primer integrante de una fila deberá correr para entregar la pelota al primero de la fila de enfrente antes de que usted termine de contar hasta 10. Quien la reciba, deberá correr para entregarla al segundo de la fila contraria y así sucesivamente. Hagan tres o cuatro rondas del juego. Anímelos para jugar y pregúnteles si les pareció fácil o difícil hacerlo.

Desarrollo

Incorpore una regla nueva a la actividad: un miembro de cada equipo perderá una capacidad física, pero tanto el juego como el tiempo destinado a realizarlo serán los mismos que en la ocasión anterior.

Vende los ojos de un niño de cada equipo o siéntelos en una silla indicándoles que no pueden moverse de ahí. Es probable que protesten por dicha regla. Indique que la responsabilidad de que el compañero participe es de todo el equipo y que deberán ayudarle si él o ella quieren. Si en el grupo participan niñas o niños con discapacidad, de cualquier manera integre a otros para que representen una, así fortaleceremos la empatía.

Reinicie el juego mientras los anima a cubrir la distancia requerida en el menor tiempo posible.

Cuando toque el turno a la compañera o compañero que representará tener una “discapacidad”, pídales que le pregunten si quiere ayuda o si cree que puede hacerlo solo. Si solicita ayuda, observe la manera en la que lo hacen.

Organice tres o cuatro rondas, alternando el tipo de discapacidad o aumentando el número de participantes con esta condición.

Cierre

Dé por terminado el juego y haga algún ejercicio de relajamiento. Enseguida pida a los participantes que representaron tener una discapacidad que comenten con el resto del grupo lo que no podían hacer, cómo se sintieron ante ello y cómo los ayudaron a realizar la tarea impuesta. Organice un círculo de reflexión en torno a aquellas cosas que no pueden realizar las personas que presentan alguna discapacidad y a la manera en la que es posible ayudarlas. Si en el grupo hay algún niño con necesidades  especiales, pregunte si quiere participar voluntariamente platicando alguna de sus experiencias. Si en el grupo no hay niños con discapacidad, pueden invitar a uno para que les comente cómo se siente en los grupos en los que participa. También promueva que hable de su derecho a ser respetado.

Evaluación

Pídales que escriban o dibujen alguna de las cosas que las personas sin discapacidad pueden hacer por aquellas que necesitan ayuda. Comente el contenido de los mensajes con todo el grupo.

Tomato y tratado de:

http://www.ife.org.mx/documentos/DECEYEC/pdf/educar/preescolar2.pdf

Situación didáctica: El cajero
Campo formativo Pensamiento matemático
Aspecto Número
Competencias Aprendizaje esperado
Resuelve problemas en situaciones que le son familiares y que implican agregar, reunir, quitar, igualar, comparar y repartir objetos. Usa procedimientos propios para resolver problemas.
Trabajo transversal con el campo formativo Desarrollo Personal y Social.
Competencia: Actúa gradualmente con mayor confianza y control de acuerdo con criterios, reglas y convenciones externas que regulan su conducta en los diferentes ámbitos en que participa.
Participa en juegos respetando las reglas establecidas y las normas para la convivencia.

Proposito

Poner en juego el razonamiento para el intercambio de fichas según el valor dado.

sugerenciasDidacticas9

Inicio

Explique al grupo que realizarán una actividad muy interesante que requiere que pongan atención y respeten las siguientes reglas del juego:

  • Una ficha azul vale uno.
  • Una ficha roja vale 4 azules.
  • Una ficha amarilla vale 4 rojas.
  • No se puede tener cuatro fichas de un mismo color.
  • Gana el jugador que obtenga primero tres fichas amarillas.

Es importante que a todos les quede claro el valor de cada ficha, asegúrese de ello preguntándoles si tienen alguna duda y si saben el valor de la ficha roja, de la amarilla y de la azul.

Desarrollo

Organice al grupo en equipos de cuatro o cinco integrantes.

En cada equipo, un integrante será el cajero y a éste se le entregará una caja con fichas.

  • Por turnos, cada jugador lanzará el dado.
  • El cajero entregará al jugador que lanzó el dado las fichas que solicite, respetando las reglas ya comentadas.

Una variante para este juego consiste en que todos los jugadores inicien con tres fichas amarillas y gana el primero que se quede sin fichas; puede hacerlo de acuerdo con el avance en la agilidad mental de los niños para el intercambio de las fichas.

Durante el desarrollo del juego, es necesario que observe los desempeños de los alumnos para orientar a quienes tengan mayor dificultad, ya que es posible que no les hayan quedado claros los valores de las fichas.

Cierre

Pregunte al grupo si les gustó la actividad que realizaron, a qué dificultades se enfrentaron, qué aprendieron y si les gustaría repetirlo en otra ocasión.

Leave Yours +

Un comentario

  1. Pingback: Preescolar - Escuela Adiactiva

  • Los comentarios están cerrados

Social Adiactiva
© Copyright 2013 Social Adiactiva