Leyenda del Callejón del Beso

Leyenda del Callejón del Beso

¿La conoces?

 

callejon_beso_feb11

 

Cuenta la leyenda que en Guanajuato existía un gran amor entre Doña Carmen y Don Carlos. El papá de Carmen era muy violento y celoso así que la tenía casi aislada para que no se fuera de su lado, sin embargo, en una de las salidas que hacía es cortejada por Carlos, un humilde minero con el que se veía en el templo.

Al paso del tiempo, el padre de Carmen se da cuenta y la encierra y amenaza con mandarla a un convento y casarla con un viejo rico y noble

La dama de compañía de Carmen le lleva a Carlos una carta en donde le explica lo que estaba sucediendo.

Una de las ventanas de la casa de Carmen daba a un callejón tan angosto y estrecho que era posible tocar con la mano la pared de enfrente. Teniendo esto en cuenta, Carlos logra con mucho esfuerzo comprar la propiedad contigua a Carmen para poder consumar su amor. Y es así, como muchas veces los enamorados podían estar juntos, hasta que un día el papá de Carmen se dio cuenta cuando entró a la habitación de su hija y vio a la pareja reunida.

Se enojó tanto que clavó una daga en el pecho de su hija. Carlos al ver a su amada morir la despidió con un dulce beso para poco después decidir suicidarse ante tal dolor.

A partir de esta trágica historia la leyenda se corona con una advertencia: La pareja que visite este sitio y se de un beso en el tercer escalón de este afluente angosto logrará su felicidad durante siete años, sin embargo, quien no lo haga y pise el lugar, tendrá siete años de mala suerte. Para las personas que no llevan pareja, no pesa ninguna maldición, pero sí se les recomienda que busquen pareja rápido y al encontrarla, no duden en visitar juntos este lugar situado en la bella ciudad de Guanajuato. “El Callejón del Beso” destaca por su estrechez, ya que sólo mide 68 centímetros de ancho. Su atractivo radica en que los balcones de las dos fincas de este callejón prácticamente se tocan.

Leave Yours +

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados.

  • Los comentarios están cerrados

Social Adiactiva
© Copyright 2013 Social Adiactiva